Los comuneros y Castillo de Fuentes de Valdepero

Aprovechando la cercanía de la fiesta regional del día de Los Comuneros   (23 de abril), es obligatorio hacer un repaso histórico y acordarnos de acontecimientos que surgieron en la provincia de Palencia, en concreto, del Castillo de Fuentes de Valdepero.

El castillo de Fuentes de Valdepero, tiene un fuerte nexo con la historia de los comuneros ya que durante un determinado espacio de tiempo fue ocupado por una sección del frente comunero.

Tras una sucesión de diferentes propietarios del linaje de los Sarmiento, la historia del castillo de Fuentes de Valdepero sufre  curiosos acontecimientos.

El reparto de la herencia dejada  por Don Diego Pérez Sarmiento tras su muerte, fue el motivo por el cual la villa de Fuentes de Valdepero dejó de pertenecer al  Adelantado Mayor de Galicia y Conde de Santa Marta y pasó a manos de los Sarmiento.  Andrés de Ribera II, señor de Fuentes, fue el triste protagonista de uno de los hechos más importantes en la historia del Castillo. En enero de 1521 sufrió en el Castillo el asedio de los Comuneros bajo  las ordenes del Obispo Acuña a quien permitió la entrada en la fortaleza tras negociar una capitulación honrosa que el  mencionado obispo traicionó, apresando a  su familia y saqueando todo lo de valor que había en castillo de Fuentes de  Valdepero. Parece que los vecinos de Fuentes de Valdepero se mantuvieron al margen del conflicto; sólo a título particular consta la participación de algunos vecinos tanto entre los defensores, como entre los atacantes.

El Castillo permaneció en manos de los comuneros hasta finales de abril de 1521, después de que fueran derrotados en la Batalla de Villalar el  día 23.

El ataque comunero y los acontecimientos  posteriores provocaron tal impresión en Andrés de Ribera que cuando realizó las obras de rehabilitación de los daños causados por los comuneros en la fortaleza, la remodeló, probablemente con el objeto de hacerla infranqueable, hasta el punto que se engrosaron sus muros de forma exagerada, se redujeron puertas y ventanas, quizá de manera desproporcionada y anacrónica.

Posteriormente el castillo sufrió nuevas remodelaciones pasando por diferentes propietarios, hasta 1995, año en el que la Diputación de Palencia se hace con su propiedad y se realizan diversas fases de Escuelas Taller de Cantería para su restauración, y en marzo de 2011 se abre al público en forma de museo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s