Salus Per Acquam

Tras nuestra visita de ayer a las villas romanas de Palencia reflexionamos sobre la importancia de los baños y termas dentro de su vida cotidiana y la influencia en nuestros días, llegando a nosostros en forma de spas  y balnearios.

La referencia más antigua que se conserva son las termas de Stabiano en Pompeya (s. II a.C.). En Grecia y Roma se convertían en verdaderos complejos rituales donde se acompañaba el baño de ejercicios y masajes. No tenía una mera función higiénica sino que eran verdaderos centros de recreo donde transcurría la vida social y política. A medida que crece el Imperio Romano se extienden por toda Europa, perdiéndose esta costumbre en los siglos posteriores, para recuperarse después durante la convivencia con la cultura musulmana.

No es hasta finales del s. XIX , durante la época dorada de los balnearios, cuando se recupera su uso, ligado al Turismo de Salud, donde la nobleza y burguesía acudían a “tomar las aguas” con fines curativos.

Actualmente los spas se han popularizado debido ,principalmente, a tener un precio asequible. Si bien es cierto que la principal diferencia de balnearios frente a spas es que aunque ambos se basen en los beneficios del agua, las de los primeros tienen reconocidas propiedades minero-medicinales. Lo que queda claro es la herencia que nos dejó el mundo romano en cuanto al agua se refiere. He aquí un ejemplo:

CAYUS SIXTUS Y PUBLIO OVIDIO EN LA TERMA

Pasan por el vestuario (APODYTERIUM) y mientras sus esclavos vigilan las ropas se untan el cuerpo de aceite y se dirigen a la PALESTRE a hacer ejercicio.

La siguiente parada es el TEPIDARIUM donde toman un baño de agua tibia en un ALVEUS (piscina) y van al CALDARIUM de aguas calientes. Luego pasan por el SUDATORIUM (baño de vapor). Después de la limpieza del cuerpo el aceite perfumado penetra en la piel y un esclavo les retira las pieles muertas con un STRIGILO (navaja con forma de hoz).

Después del vuelta al TEPIDARIUM para los masajes para terminar en el FRIGIDARIUM (baño de agua fría) para cerrar los poros  y tersar la piel.

Se relajan sobre sus divanes conversando y tomando zumo de uva…

CAROLINA Y LEONOR EN EL SPA

Tras una dura jornada se dirigen al spa. Depositan sus ropas en las taquillas del VESTUARIO donde equipadas con chancletas y toalla se inician el recorrido.

Primero DUCHA para sumergirse en la PISCINA DE HIDROMASAJE (agua templada)con sus distintos chorros para masajear el cuerpo. Unos segundos en la PISCINA DE TONIFICACIÓN (agua fría).

Siguiente paso PISCINA DE RELAJACIÓN (agua caliente). Nuevo paso por la PISCINA DE TONIFICACIÓN.

Tras terminar el circuito acuático se dirigen a la sauna y tras unos minutos a que les realicen un masaje con aceites esenciales.

Para terminar van a la DUCHA ESCOCESA (agua fría). Finalmente se relajan en las tumbonas con un zumo de naranja y agradable conversación.

¡Y a casa sin stress!

Anuncios

2 pensamientos en “Salus Per Acquam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s