VISITA GUIADA CON NIÑOS EN ASTUDILLO

El viernes dia 20 de julio, dentro del programa verano cultural de Astudillo fui la encargada de llevar a cabo una actividad con chavales de 8 a 13 años.

La idea básica era enseñarles el patrimonio del pueblo pero de una manera un tanto distendida, “sin soltarles el rollo”, y que pasasen un rato agradable y divertido. Objetivo conseguido, creo.

Quedamos en la Oficina de Turismo y conté con un total de 11 niños. Nos dirigimos en primer lugar a Santa Eugenia y tras una breve explicación comenzó un juego de pistas escondidas estratégicamente, que consistía en adivinanzas y una vez descifradas nos llevaban al siguiente destino que explicar.

Así recorrimos Los Manguis, Castillo de la Mota, Plaza Mayor, San Pedro, Puerta de San Martín, Convento de las Claras( este por fuera, ya que verlo por dentro merece una visita a parte y no teníamos tiempo….) y Mano del escribano con su leyenda.

Los integrantes de la bodega de los Manguis se han preocupado de hacer una recopilación de utensilios y aperos del mundo rural a lo largo de los años y cuentan en su museo con piezas antiguas. Mi intención  era hacer partícipe a los  vecinos del lugar, por lo que repartí entre los chicos varias fotos de estos objetos y su misión era preguntar nombre y uso. En general aprobaron casi todos con nota, pero no todos…¡es curioso como esos objetos que formaban parte del día a día de nuestros antepasados ahora son “cosas raras” que descifrar…(quien sabe si con el tiempo no pasará lo mismo con nuestros nietos, bisnietos…o antes, a la velocidad que va todo.)

Una vez terminada nuestra ruta, nos dirigimos a la casa del  único alfarero que queda en Astudillo: León Javier Sancho, al que tenemos que agradecer su tiempo y explicación de cómo se maneja el torno y cual es el proceso hasta conseguir una de sus preciosas piezas. Esto nos sirve para entender por qué lo artesanal siempre tiene un coste más elevado, el trabajo y dedicación que lleva cada cántaro, cada botijo, cada cenicero…y la pena de que estos oficios vayan desapareciendo a favor de productos estandarizados en cadena.

Para finalizar nuestra visita guiada volvimos al punto de partida: la Oficina de Turismo donde estoy realizando mis prácticas y desde donde les repartí  como obsequio unas guías de Petra donadas por la Diputación y unas fichas para que pongan a prueba  conocimientos sobre su pueblo, y así cuando les pregunten eso de “¿y que hay para ver en tu pueblo?” puedan contar con orgullo como en la Edad Media fue un recinto amurallado perfecto con su Castillo, sus seis puertas( de la que solo se conserva La Puerta de San Martín)y los pasadizos subterráneos que recorrían toda la villa además del Convento de las Claras y el Palacio de Pedro I, y que tiene dos Iglesias muy chulas…importante que desde niños empiecen a valorar lo que tienen y se sientan orgullosos de su tierra.

Siempre es grato trabajar con ellos  ya que recibes mucho más de lo que das, y se involucran en las actividades empapandose de  cada explicación.

Tanto al prepararlo como durante la mañana fui una más y pasamos un buen rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s